Galería

Puente sobre el rio Ortigas- La Haba

Historia/Descripción:

En el camino que lleva a la Ermita de Nuestra Señora de la Antigua, encontramos el antiguo puente que vadeaba el rio Ortigas -hoy en día este paso se hace desde un puente construido a pocos metros-. Se trata de un antiguo puente, que algunas fuentes citan como de época medieval (1).

El puente es de gran belleza y buena construcción técnica, y semejante a otros puentes que encontramos en la comarca de la Serena, como en Campanario y Magacela. Se trata de un alargado puente con seis vanos, de diferentes tamaños, donde el ojo del arco central es de unas dimensiones mayores, realizados todos con sillares de granito regulares, dándole un aspecto de liviano a pesar de su poca altura, ya que los arcos arrancan casi directamente del suelo.

Éste a lo largo de los años ha sufrido importantes remodelaciones, que han modificado su aspecto original; modificaciones que se pueden observar sobre todo en los pretiles, de baja altura, donde se pierde la uniformidad de la colocación de las piedras, así vemos cómo la calzada, algo alomada, ha sufrido importantes cambios.

Estos cambios en el aspecto del puente no se limitan a época medieval, como se puede intuir de las modificaciones llevadas a cabo, sino de época actual, donde se han colocado barandas de hierro –hoy en día perdidas también, conservando solo los postes de hierro donde se unían- supliendo las zonas del pretil de piedra, que con el tiempo se había perdido.

Época: ---

Propiedad: Pública.

Tipología: Patrimonio Civil. Puente.

Grado de protección:

Bien perteneciente al Inventario de Patrimonio Histórico y Cultural por la Consejería de Educación y Cultura del Gobierno de Extremadura

Bien perteneciente al Inventario de Arquitectura Vernácula de Extremadura.

Edificación recogida en las vigentes Normas Subsidiarias de Planeamiento Municipal de La Haba.

Estado: El puente, aunque aún se sigue usando como paso secundario, se encuentra bastante deteriorado, sobre todo en los pretiles que se han caído en una amplia zona del mismo, dejando tan solo algunos postes de hierro –de alguna baranda que se colocaría para suplir la pérdida de sillares del pretil- adheridos mediante cemento a la propia estructura del puente.

En algunas zonas, sobre todos los tajamares, se puede apreciar cómo las raíces de plantas han empezado a desplazar los sillares.

Carácter del riesgo: La falta de mantenimiento unido a las crecidas de arroyo, podrían causar el derrumbe del puente. Las raíces de las plantas que han empezado a hacerse hueco entre los sillares favorecerían dicho desplome.

Información proporcionada por:

Inventario de Arquitectura Vernácula de Extremadura.