Galería

La Posada

Historia/Descripción:

Data del siglo XVI y arquitectónicamente, se trata del monumento más interesante de la villa, con su torreón de tres plantas, de piedra de cantería, amplia reja de hierro forjado y ventanal de doble arco renacentista con balcón corrido en la planta superior. Originariamente aquí se situaría la casa de la Audiencia, cuando el centro administrativo de la localidad se encontraba en este lugar, en torno a la plaza. Encontramos una descripción detallada de la construcción de la misma en las visitas generales que la Diócesis de Córdoba, hace a la villa de Cabeza del Buey, en 1634. Lo que nos da una idea de la evolución del propio edificio a lo largo de los siglos. En dicha descripción se nos menciona otra serie de arcos que estarían en el este:

"El exterior de oriente es abierto de cinco arcos de piedra de cantería armados sobre cuatro pilares de piedra y los medios a los cantos y los dichos pilares tienen sus basas y capiteles todas" (1)

En su interior se pueden observar los suelos de rollos de piedra, y los diferentes cuerpos de la edificación separados por arcos. Toda la construcción se distribuye en torno a un patio central, también con arcada abierta al patio. En dicho patio llama la atención un pozo hecho con piedras de granito, cerrado en uno de los lados formando una especie de puerta adintelada (2) . Los diferentes pisos se encuentran comunicados por una escalera, hecha en ladrillo y losas de piedra.

En épocas posteriores, cuando las corridas de toros se realizaban vallando los accesos a dicha plaza, en este lugar, se cree, se situarían en el balcón corrido, las autoridades que presidirían las corridas. Como curiosidad, el pequeño callejón en el lateral del edificio, se usaría como toriles, para dichas celebraciones taurinas, de ahí que hoy en día siga conservando el nombre de "El callejón de los toros".

Algunas frases que aparecen acompañando a los nombres, "Ob predicationem", nos hace pensar también en la venta de predicaciones o bulas.

Época: S. XVI- XVIII (aprox.)

Propiedad: Privada.

Tipología: Patrimonio Civil. Casa de la Audiencia.

Grado de protección:

Información proporcionada por: SERRANO NAHARRO, V.: Historia de Cabeza del Buey. Cabeza del Buey (Badajoz) 1992. Pág. 122.

Bien perteneciente al Inventario de Patrimonio Histórico y Cultural por la Consejería de Educación y Cultura del Gobierno de Extremadura.

Catálogo de Edificios y Elementos Protegidos (CEEP) de las vigentes Normas Subsidiarias de Planeamiento Municipal de Cabeza del Buey.

Estado: Aunque en el exterior, se percibe como un edificio recio, donde solo los vitores corren el riesgo de desaparecer por las inclemencias del tiempo, es indudable el abandono desde hace años, en el interior del mismo. Se pueden observar deterioros en las diferentes estancias, debido al desprendimiento del mortero de las paredes, de ladrillos, así como elementos decorativos, como la pequeña hornacina policromada en unos de los pasillos, que se encuentra en estado ruinoso.

Carácter del riesgo: Debido a que aún conserva las vigas de madera, el abandono en el que está hace que dicha techumbre termine cediendo, sin un mantenimiento adecuado. Las ventanas se encuentran abiertas, con el consiguiente efecto que puede tener para la edificación la entrada de aves, así como las propias inclemencias del tiempo, con el viento y la lluvia, que forma humedades en los muros, de ahí el desprendimiento del encalado y el mortero de las paredes.

Información proporcionada por:

MÉLIDA, J.R. Catálogo monumental de España. Provincia de Badajoz. Madrid, 1925, t. II pp. 240.

SERRANO NAHARRO, V. Historia de Cabeza del Buey. Cabeza del Buey (Badajoz) 1992, Pág. 122.

VISITAS GENERALES-DIOCESIS DE CÓRDOBA, 1634. Visita a la Villa de Cabeza del Buey. Pp 869-871. Descripción del edificio de la audiencia nueva que tiene el dicho concejo.

(1) Parece que el visitador comete un pequeño error, ya que no se pueden montar cinco arcos sobre cuatro pilares. Lo que nos lleva a pensar que habría sumado todos los arcos que habría en el edificio. Si sumamos a los dos arcos que se conservan, tres más –los cuales si necesitarían de cuatro pilares para montar- tendríamos el total de cinco. Por las similitudes estilísticas, estos tres arcos y cuatro pilares parece probable, que no se destruyeran, sino que se reutilizaran para decorar y rematar en su parte exterior la parte superior de la Capilla del Sagrario de Ntra. Sra. de Armentera a finales del siglo XVII o principios del s. XVIII.

(2)Dicho pozo, a modo de puerta adintelada, parece por la extraña forma que fuese anteriormente una puerta a la que se adosaría un muro, y que con las modificaciones posteriores se aprovecharía el vano de la puerta para poner el pozo, usando la puerta adintelada como soporte para el enganche de la cuerda del cubo.