Galería

Iglesia Parroquial Inmaculada Concepción- Orellana la Vieja

Historia/Descripción:

La Iglesia de la Inmaculada Concepción, es el edificio más representativo, por su interés histórico y patrimonial, de la Villa de Orellana.

El proyecto original se diseñó como nave única, distribuida en tres tramos mediante sólidos arcos fajones, apoyados en llamativas ménsulas, arcos que se contrarrestan mediante contrafuertes exteriores. La cabecera es semicircular en la que se define el presbiterio. Sobre su costado izquierdo se ubica la sacristía, de forma cuadrada y con bóveda de aristas.

Está construida en mampostería de grandes dimensiones y torre unida en su lienzo septentrional. La Iglesia tiene tres accesos que nos comunican con el interior: dos en los costados y uno en los pies, los tres a través de arcos de medio punto y traza sencilla.

Se cubren los tramos de la nave con armadura de madera de siete paños y rematándose con teja curva árabe.

Se data la fecha de construcción en los años finales del siglo XVI, siendo su autor el maestro trujillano Francisco Becerra, que concertó la obra en el año de 1517.

Durante la Guerra Civil, gran parte de los bienes que poseía fueron destruidos, como el Retablo Mayor, el cual se conoce solo a través de fotografías, así también fueron destruidas las diferentes imágenes que albergaba.

Aunque no es de un gran valor artístico, según Adelardo Covarsí, tuvo algunos bienes dignos de mención, como la imagen de la Virgen de las Candelas, del siglo XVI, que debió desaparecer durante la Guerra Civil, ya que muchas de las obras escultóricas de la parroquia desaparecieron en este periodo.

En 1965 se llevarían a cabo una serie de reformas en el edificio, en el que se añadió un volumen al templo, entre dos contrafuertes en su costado izquierdo, junto a la sacristía, cambiando la configuración espacial y arquitectónica de la Iglesia. Es en este espacio donde se situó la imagen del Santísimo Cristo de la Capilla, venerado en Orellana. Escultura que como otras desaparecería durante la Guerra Civil, y que fue remplazada por otra imagen realizada en Sevilla en 1946, por Pío Molar, a imitación de la anterior que debía datar de finales del siglo XIV o XV.

Época: Siglo XVI.

Propiedad: Archidiócesis Mérida-Badajoz.

Tipología: Patrimonio Religioso. Iglesia parroquial.

Grado de protección: Bien perteneciente al Inventario de Patrimonio Histórico y Cultural por la Consejería de Educación y Cultura del Gobierno de Extremadura.

Estado: Aunque bastante bien conservada, el edificio tiene algunos problemas que afectan a su estructura. En su exterior, sobre todo la fachada, podemos observar un estado un tanto lamentable, con caída de mortero, dando una imagen de abandono. La techumbre, el gran problema que presenta, y que necesita de una intervención inmediata, es debido a las goteras y humedades que causan en el edificio. A ello añadir la presencia de colonias de murciélagos que revolotean en el interior de la misma y el peso de los nidos de las cigüeñas que ponen en riesgo la techumbre.

Carácter del riesgo: El mayor riesgo del edificio es la techumbre, con desprendimiento de tejas, goteras y humedades que afectan a la estructura del edificio. A esto habría que añadir, el mortero de las paredes exteriores, que en gran parte se encuentra desprendido.

Información proporcionada por:

COVARSÍ, A. Extremadura artística. Impresiones de un viaje por la "Siberia Extremeña"- Orellana la Vieja, Navalvillar y Casas de Don Pedro. Revista de Estudios Extremeños. 1930 T. IV, nº 2 (mayo-ago) pp. 219-231.

Información recopilada por la Biblioteca de Extremadura de trabajos realizados por Fermín Solano Casero (Sacerdote).