Galería

La Jabonera - Castuera

Historia/Descripción:

La industrialización de La Serena durante las primeras décadas del siglo XX había estado casi limitada a explotaciones mineras, como las Minas de San Nicolás en el Valle de la Serena o las Minas Tejonera de Malpartida de la Serena, a ésto habría que añadir algunas pequeñas industrias locales –harineras-, que serían en muchos casos las que llevarían con el excedente de luz, la electricidad a las diferentes localidades.

En una comarca mayoritariamente agrícola y ganadera, la Guerra Civil supondría un retroceso en ese proceso de industrialización, con el añadido de lo que la contienda supuso para la comarca, por la represión posterior venida de las represalias por la denominada "Bolsa de la Serena" que no caería hasta 1938, aunque se consiguió recuperar, llegando hasta la última gran batalla de la Guerra Civil, la Batalla de Peñarroya en 1939. En la propia localidad de Castuera se construiría un Campo de Concentración franquista, que estaría operativo entre abril de 1939 y marzo de 1940.

Dentro de estos pequeños acercamientos a la industrialización de La Serena, cabe destacar, La Fábrica de Jabones de Castuera, creada en el primer cuarto del siglo XX, de la mano de José María Caballero García, continuando dicha labor después de la Guerra Civil, don Diego Caballero, hasta la década de los años 50, periodo en el que la fábrica pasa a manos de una fusión de dos grandes industriales que ya operaban en la región justo antes de la Guerra Civil, como son Conrado Miró Sábate y Zacarías de la Hera, ambos procedente de fuera de Extremadura.

La familia de Conrado Miró Sábate, oriundos de Tortosa, se afincaron en Villafranca de los Barros, dedicándose al ramo del olivar, fundando "La olivarera extremeña Miró S.A." en 1931, para posteriormente fundar la primera sociedad anónima de la provincia que declaraba dedicarse a la fabricación de alcohol, en 1933.

Por su parte Zacarías de la Hera e hijos S.A, procedentes de Sevilla, también dedicados a la rama del aceite, del jabón y el alcohol. Este se asentó en Almendralejo, donde en 1930, pondría a su nombre una empresa de alcoholes de Almendralejo, que venía fabricándolos desde 1916, "Viuda e Hijos de Juan Blasco". De la figura de Zacarías de la Hera, cabe destacar, que además de empresario fundaría con fondos propios la Casas de Bancas Zacarías de la Hera en 1926, que sería absorbida en 1948 por el Banco Hispano Americano.

Ambas empresas 1958, se uniría, en una alianza empresarial con la fundación de «Industrial de la Serena S. A.», dedicada a la fabricación de aceite y jabón, con domicilio en Castuera, en las proximidades de la Estación de Ferrocarril. Esta sociedad será disuelta definitivamente en 1993.

Ambas empresas en 1958, se unirían en una alianza empresarial con la fundación de «Industrial de la Serena S. A.», dedicada a la fabricación de aceite y jabón, con domicilio en Castuera, en las proximidades de la Estación de Ferrocarril. Esta sociedad será disuelta definitivamente en 1993.

Hoy aún se conservan los diferentes pabellones que conformaban la fábrica, que al igual que ocurriera con otras del mismo sector como en la Fábrica de Jabones Gallardo de Villanueva de la Serena –s. XIX-, se edificó en las cercanías de la estación de tren, con el fin de que las mercancías tuvieran un acceso directo a la fábrica. De todo el conjunto destacan algunos elementos decorativos que rematan la puerta de entrada. Pero sin duda lo más llamativo de todo el conjunto son las grandes chimeneas, realizadas en ladrillo cerámico, que se usaron para evacuar los humos o gases generados por los hornos de la fábrica.

Época: Siglo XX.

Propiedad: Privada.

Tipología: Patrimonio Industrial. Fábrica de Jabón.

Grado de protección: Catálogo de Edificios de interés arquitectónico de las vigentes Normas Subsidiarias de Planeamiento Municipal de Castuera.

Estado: Las fachadas en el exterior, no presentan un estado demasiado deteriorado, ya que está siendo explotado con fines agropecuarios. Se percibe la sustitución de techumbres en alguno de los pabellones, por techumbre metálica.

Aún conserva las dos chimeneas de ladrillo, que formarían parte de la fábrica, así como diferentes elementos decorativos en la fachada, los cuales en algunos casos se han perdido.

Carácter del riesgo: Este tipo de construcciones han ido desapareciendo paulatinamente de la comarca, como ejemplo de una época de auge para la industria de la comarca. Sin una consolidación y puesta en valor de todo el conjunto, se corre el riesgo que en el futuro se puedan venir abajo las chimeneas de ladrillo.

Información proporcionada por:

PAVÓN GUERRERO, R., DE IRALA RODRIGUEZ J., ALONSO GONZÁLEZ F.J. Guía del Marketing Español 1967.

ZAPATA BLANCO, S. La industrialización de una región no industrializada: Extremadura, 1750-1990.

ZARANDIETA ARENAS, F. Las Cajas de Ahorros Extremeñas en el contexto regional durante el siglo XX. Congreso Internacional de la Historia de las Cajas de Ahorros. Murcia, 2008.